ANFETAMINAS
Anfetaminas

ASPECTOS HISTÓRICOS Y SOCIOCULTURALES
Estos psicoestimulantes producidos sintéticamente en laboratorios químicos a finales del s.XIX tuvieron distintos usos, entre los que cabe destacar su profusa utilización en los conflictos bélicos europeos para vencer el cansancio de los soldados y mejorar su rendimiento en las batallas. Se dice que los Kamikazes del ejército japonés ingerían dosis elevadas de anfetaminas antes de estrellar sus aviones contra objetivos militares.
Su uso médico, ha sido variado. Hoy, las anfetaminas están indicadas para el tratamiento de diversos trastornos, entre los que cabe destacar: narcolepsia (forma severa de somnolencia diurna) e hiperactividad infantil (respecto a la que actúa con un efecto paradójico).
Aunque puede presentarse de otro modo (por ejemplo, el speed), su consumo habitual se produce en forma de pastillas o comprimidos.

EFECTOS
Los efectos provocados por el consumo de anfetaminas recuerdan en gran medida a los productos por la cocaína.
Efectos psicológicos:
Agitación, euforia, incremento de autoestima, sentimientos de grandiosidad, verborrea, agresividad, alerta y vigilancia constantes.
Efectos fisiológicos:
Falta de apetito, taquicardia, insomnio, sequedad de boca, sudoración, hipertensión y contracción de la mandíbula.

RIESGOS
Riesgos psicológicos:
Cuadros psicóticos similares a la esquizofrenia, con delirios persecutorios y alucinaciones, depresión, delirios paranoides e intensa dependencia psicológica.
Riesgos orgánicos:
Hipertensión, arritmia, colapso circulatorio y trastornos digestivos.


© AD-HOC 2009 | Plaza de Santiago s/n 18800 Baza, Granada | Tel. 958 860 908 | Móvil: 686 515 481 | Fax. 958 701 267
adicciones@asociacionadhoc.org | Sitio Web optimizado para Internet Explorer 7 | 1024x768