PSICOFRMACOS
Psicofarmacos

ASPECTOS HISTÓRICOS Y SOCIOCULTURALES
Son fármacos depresores del SNC con una acción sedante.
En la actualidad tienen especial importancia las benzodiacepinas, que son el grupo de fármacos hipnótico-sedantes más utilizado. El uso de barbitúricos y de otros depresores del SNC ha decaído notablemente. La introducción de benzodiacepinas se produce en la década de los sesenta, extendiéndose su uso para el tratamiento de la ansiedad, el insomnio, la epilepsia y otros trastornos (ataques de pánico, abstinencia alcohólica, distonías, etc.).

EFECTOS
Estos fármacos tienen acción sedante y, a dosis altas, inducen el sueño, es decir, tienen acción hipnótica. A bajas dosis pueden causar sedación diurna. Por lo tanto, producen disminución de la fatiga, desinhibición, sedación, somnolencia y sueño.

RIESGOS
Los efectos de la intoxicación aparecen poco tiempo después de haber consumido estos fármacos, produciéndose progresivamente una disminución del nivel de conciencia y pudiéndose llegar al estupor, el coma y la muerte en los casos más graves. Inicialmente se presenta torpeza en la ejecución de tareas motoras, marcha inestable, disartria, somnolencia, etc. Pueden aparecer también alteraciones de memoria.
Las benzodiacepinas potencian los efectos de cualquier otro depresor del SNC (por ejemplo, el alcohol). Estas sustancias pueden desarrollar dependencia.


© AD-HOC 2009 | Plaza de Santiago s/n 18800 Baza, Granada | Tel. 958 860 908 | Móvil: 686 515 481 | Fax. 958 701 267
adicciones@asociacionadhoc.org | Sitio Web optimizado para Internet Explorer 7 | 1024x768