DROGAS DE SNTESIS
Drogas de sintesis

ASPECTOS HISTÓRICOS Y SOCIOCULTURALES
El término drogas de síntesis se refiere a unas sustancias que, aunque existentes hace tiempo, se popularizaron en la última década del s.XX bajo la equívoca denominación de drogas de diseño. Son sustancias producidas por síntesis química (sin componentes naturales), fundamentalmente en laboratorios clandestinos de Holanda, Reino Unido, Polonia y la República Checa.
Generalmente se trata de compuestos anfetamínicos a los que se suele añadir algunos componentes de efectos alucinógenos. Las drogas de síntesis se comercializan en forma de pastillas o comprimidos. De ahí que hayan sido bautizadas en el argot callejero como pastis, pirulas o rulas, entre otros nombres. Sobre la superficie de estas pastillas se suelen grabar diversos dibujos que sirven como elemento de identificación.
En algunos casos se trata del redescubrimiento con fines recreativos de sustancias abandonadas por la investigación farmacéutica por sus efectos secundarios. Es el caso del éxtasis, descubierto en 1912 por la industria farmacéutica Merck mientras buscaba un fármaco inhibidor del apetito y abandonado por sus efectos psicoactivos.
Aunque son varias las sustancias englobadas en el término drogas de síntesis, (eva, píldora del amor, etc.) vamos a referirnos a la más usual, la conocida como éxtasis o MDMA. Este fue investigado en la década de los cincuenta por el ejército norteamericano a la búsqueda de un fármaco que forzara a los prisioneros a declarar.

EFECTOS
Dan lugar a una experiencia mixta entre la estimulación y la percepción alterada, por lo que se las ha comparado con una mezcla de anfetaminas y un alucinógeno llamado mescalina. Al consumirse en forma de pastillas, su absorción en el aparato digestivo, de donde pasa al torrente sanguíneo, es más lenta que en el caso de otras vías de administración.
Efectos psicológicos:
Empatía, sociabilidad, euforia, alteraciones en la percepción, incremento de la autoestima, desinhibición, deseo sexual aumentado, locuacidad, inquietud, confusión y agobio.
Efectos fisiológicos:
Los efectos más frecuentes de estas drogas son: taquicardia, arritmia, hipertensión, sequedad de boca, sudoración, contracción de la mandíbula, temblores, deshidratación, aumento de la temperatura corporal (hipertermia).

RIESGOS
Riesgos psicológicos:
Crisis de ansiedad, trastornos depresivos, alteraciones psicóticas, trastornos cognitivos y de memoria.
Riesgos orgánicos:
Aumento severo de la temperatura corporal (hipertermia maligna), arritmia, convulsiones, insuficiencia renal, dificultad respiratoria, hipertensión, rabdiomiólisis, coagulopatía, insuficiencia hepática, hemorragias internas, trombosis e infartos cerebrales.


© AD-HOC 2009 | Plaza de Santiago s/n 18800 Baza, Granada | Tel. 958 860 908 | Móvil: 686 515 481 | Fax. 958 701 267
adicciones@asociacionadhoc.org | Sitio Web optimizado para Internet Explorer 7 | 1024x768