ALCOHOL
Alcohol

ASPECTOS HISTÓRICOS Y SOCIOCULTURALES
Desde siempre, la humanidad se las ha ingeniado para obtener bebidas alcohólicas por fermentación de productos vegetales. Prácticamente todas las culturas nos han dejado testimonios escritos sobre las bebidas alcohólicas y sus efectos. El descubrimiento del alcohol se remonta a más de 5000 años A.C. Los griegos y los romanos consideraban al alcohol como una bebida de los dioses y se utilizaban para reforzar ciertos ritos sagrados y para la realización de fiestas y celebraciones. Los primeros problemas sanitarios y sociales graves relacionados con el consumo de alcohol por capas amplias de población se dieron en Inglaterra, en el s.XVIII. A principios del s.XX, los norteamericanos decidieron su prohibición ("ley seca"), esto supuso un rotundo fracaso, ya que lejos de impedir el consumo de alcohol se favoreció la clandestinidad en la fabricación, venta y consumo del mismo lo que favoreció la adulteración. Actualmente, el consumo de alcohol en nuestro país, goza de una gran aceptación social y se encuentra muy arraigado a nuestra cultura; por lo que es una de las drogas de las que más se abusa y la que más problemas sociales y sanitarios causa (accidentes de tráfico y laborales, malos tratos, problemas de salud, alcoholismo, etc.).
El alcohol es un depresor del S.N.C. que adormece progresivamente el funcionamiento de los centros cerebrales superiores, produciendo desinhibición conductual y emocional. Aunque se crea que el alcohol ayuda en las relaciones sociales, en realidad, el primer efecto de euforia que se produce al consumirlo se debe a que adormece primero la parte del cerebro que tiene que ver con el autocontrol.

EFECTOS
Los efectos del alcohol dependen de diversos factores:

  • Edad: Beber alcohol mientras el organismo todavía se encuentre madurando es especialmente nocivo.
  • Peso: Afecta de modo más severo a las personas con menor masa corporal.
  • Sexo: Por factores fisiológicos, la tolerancia femenina es, en general, menor que la masculina.
  • Cantidad y rapidez de la ingesta: A más alcohol en menos tiempo, mayor intoxicación.
  • Ingesta simultánea de comida: El estómago lleno, sobre todo de alimentos grasos, dificulta la intoxicación.
  • Combinación con bebidas carbónicas: La tónica, cocacola, etc. aceleran la intoxicación.
Efectos psicológicos:
Los efectos psicológicos varían en función de las dosis ingeridas: desinhibición, euforia, relajación, aumento de la sociabilidad, dificultades para hablar, dificultad para asociar ideas, descoordinación motora, reacciones más lentas, reducción de la capacidad de pensar y tomar decisiones, pérdida de control sobre las emociones (tristeza, llanto, agresividad, etc.), lagunas mentales.
Efectos fisiológicos:
Pueden aparecer reacciones desagradables tales como: mareos, vómitos, balbuceos, acidez de estómago, diarreas, dolor de cabeza, impotencia en las relaciones sexuales, etc.

RIESGOS
Riesgos psicológicos:
El abuso regular puede provocar: problemas a nivel emocional (irritabilidad, agresividad, anhedonia, depresión, ansiedad, etc.), disminución de la atención y de la concentración, pérdida de reflejos, pérdida de memoria, insomnio, demencia alcohólica.
Riesgos orgánicos:
El abuso crónico de alcohol está relacionado con diversos problemas de salud tales como: alteraciones digestivas (gastritis y úlceras), hepatitis alcohólica, pancreatitis alcohólica, cirrosis hepática, cardiopatías, problemas neurológicos y musculares, deficiencias vitamínicas, trastornos sexuales (falta de deseo, impotencia, amenorrea, anorgásmia, infertilidad), coma etílico, delirium tremens (síndrome de abstinencia caracterizado por confusión, desorientación, miedo, alucinaciones, temblores , sudoración intensa, fiebre, etc.), muerte por paro cardíaco.


© AD-HOC 2009 | Plaza de Santiago s/n 18800 Baza, Granada | Tel. 958 860 908 | Móvil: 686 515 481 | Fax. 958 701 267
adicciones@asociacionadhoc.org | Sitio Web optimizado para Internet Explorer 7 | 1024x768